Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza

El bebé mide entre 20 y 21 cm y pesa unos 450 g.

Hasta este momento, la piel de tu bebé era traslúcida. Pues bien, ahora empieza a adquirir cierto color, a la vez que empieza a tomar mayor consistencia, aunque lo hace muy poco a poco, dando la impresión que su piel cuelga del cuerpo. Esto sucede porque la piel crece más rápido que la grasa que se va depositando bajo la epidermis.

Así pues, podemos imaginar una piel aún muy fina y llena de arrugas que, conforme se aproxima el momento del parto, se irá alisando progresivamente. De momento, como no hay demasiado tejido graso acumulado, podríamos ver los órganos y los huesos bajo un entramado de arterias y venas que dan a la piel un tono rojizo, a pesar de que haya empezado el proceso de pigmentación de la piel.

En cuanto al color de los ojos del bebé y el color de su pelo, esta pigmentación todavía no está lista. Otro hito importante tiene que ver con el oído interior, ya que está completamente formado, listo para empezar a desarrollar el sentido del equilibrio.

¿Qué me está pasando?

A estas alturas, puedes notar los movimientos de tu bebé cada día, sobre todo, gracias a que aún tiene un considerable espacio para ensayar distintas posturas en el saco amniótico.

Embarazo encias

En cuanto a las molestias de esta semana, hay que hablar del picor que algunas embarazadas sienten en la piel de la barriga, producida por la tirantez de la piel al estar tu útero en continuo crecimiento. Es una señal que te envía tu cuerpo para que hidrates a diario tu piel si quieres disminuir este incómodo picor y prevenir las estrías. (link Consejos prácticos para el segundo trimestre;   El agua en el embarazo)

Como consecuencia del aumento de peso, puede ser que tu espalda empiece a lamentarse. Si la molestia es severa, usa un cinturón de maternidad, que te ayudará a sujetar el peso y a colocar bien la espalda cuando camines. Ten en cuenta que los problemas de espalda se suelen agudizar a medida que avanza el embarazo, así que coméntale a tu comadrona cómo son estas molestias para estar prevenida ante una posible ciática. (link Ciática en el tercer trimestre)

Los problemas causados por los cambios en la circulación de la sangre pueden seguir apareciendo: desde los pies hinchados o las piernas pesadas, hasta el sangrado de encías. Es importante que mantengas una higiene dental constante, porque se trata de una zona que se ha hecho especialmente vulnerable en esta etapa y es más fácil que surja cualquier problema. (link Consejos prácticos para el segundo trimestre)

Pruebas médicas

Si se realizara una ecografía esta semana, la imagen que obtendríamos de nuestro bebé sería por partes, ya que ha crecido considerablemente en las últimas semanas y ya no cabe en la pantalla.