Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza

La acetona aparece cuando el cuerpo utiliza grasas en lugar de azúcares como fuente de energía y aparecen los cuerpos cetónicos. Esto puedo ocurrir tanto en niños como en adultos, en estos últimos aparece sobre todo cuando se siguen dietas estrictas de adelgazamiento.

¿Por qué aparece tan frecuentemente en los niños?

habitos saludables

Los niños tienen unas reservas de azúcares (glucosa) más pequeñas que los adultos y éstas se agotan rápidamente, especialmente cuando:
- El niño padece alguna enfermedad con presencia de fiebre, como una infección.
- Está en época de crecimiento.
- Padece una gastroenteritis con vómitos.
- Ha hecho mucha actividad física.
- No ha comido durante horas.
- Ha comido alimentos ricos en grasas.

En estos casos, el cuerpo se ha quedado con niveles bajos de glucosa y ha pasado a usar las grasas para obtener energía.

¿Qué síntomas provoca?

Normalmente, el aliento del niño nos indicará la presencia de acetona. Tiene un olor parecido a una manzana ácida muy madura, debido a que la acetona es una sustancia volátil. Además del aliento, pueden presentar cansancio, irritabilidad, dolor abdominal, malestar general y sequedad en la boca y la lengua.

Se puede comprobar la presencia de acetona a través de unas tiras reactivas que venden en la farmacia. Al aplicar una muestra de orina se detectarán los cuerpos cetónicos.

¿Qué se debe hacer cuando aparece?

No debemos preocuparnos excesivamente, porque no es una enfermedad, sino un trastorno que suele ser transitorio y leve.

En un principio, se soluciona a través de la ingesta de líquidos, ofreciendo al niño que beba a sorbitos un zumo de frutas o una infusión con miel o azúcar, porque aportan azúcares y así el cuerpo dejará de crear cuerpos cetónicos. Este trastorno ambién se soluciona procurando mantener una alimentación sana y equilibrada, basada en verduras, cereales y legumbres y reduciendo alimentos ricos en grasas, como la bollería o los snacks salados. Otra de las claves de su prevención y tratamiento es realizar 5 comidas al día para evitar que se den muchas horas de ayuno y mantener a nuestros hijos bien hidratados.

¿Cuándo hemos de acudir al médico?

En el caso de que se mantuviese la acetona a pesar de los cambios en la dieta, sería conveniente llamar al pediatra para descartar un diagnóstico de diabetes.

Sílvia Fernández Barrés
Dietista-Nutricionista

Sílvia Fernández

silviafueroSoy Sílvia Fernández Barrés, diplomada en Nutrición Humana y Dietética (colegiada por el CoDiNuCat) y Máster en Envejecimiento y Salud.
Leer más...

Pregunta a Sílvia Fernandez

Pregunta