Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



Regalar y premiar con dulces
En Navidades es común regalar dulces a los más pequeños de la casa, así como premiarlos por las buenas notas o por realizar las tareas de casa. Sin embargo, estas prácticas en edades tan tempranas pueden conducir a unos malos hábitos dietéticos e, incluso, a trastornos alimentarios en la edad adulta.

Dulces¿Qué riesgos supone?

Los niños que reciben dulces como recompensa o regalo suelen desarrollar una conducta compulsiva frente a la comida, especialmente, la rica en azúcar y grasa. A largo plazo, estos niños tienen preferencia por estos productos, no sólo por el sabor, sino también porque les produce un sentimiento de satisfacción y de éxito. Esta actitud se traducirá en sobrepeso, obesidad y, en casos más graves, en trastorno por atracón o bulimia.

Es común oír comentarios del tipo "si te acabas la verdura, te daré un flan de postre" o "si no te acabas el pescado, no comerás petit suisse". Ésta es una costumbre muy negativa, porque los niños interpretan que el postre es lo mejor de la comida y los demás platos son un peaje que tienen que pasar para conseguir lo mejor.
Además, si el consumo de dulces es habitual, la dieta de nuestros hijos será muy rica en azúcar y grasas saturadas. Por tanto, es importante evitar esta práctica y ofrecer de postre fruta; así, reduciremos el riesgo de caries, de carencias vitamínicas y de sobrepeso.

¿Qué alternativas tenemos?

En vez de premiar con dulces, podemos recompensar los esfuerzos de los niños felicitándoles, dedicándoles tiempo y más atención. Compartir con ellos actividades lúdicas o culturales al aire libre representan grandes opciones para hacerles entender que valoramos y apreciamos su trabajo

No obstante, no hemos de perder de vista que los dulces gustan a grandes y a pequeños y que, de tanto en tanto, podemos saborear deliciosos dulces en familia. Eso sí, nunca como un premio, sino porque simplemente nos apetece o porque queremos celebrar una fecha concreta. Lo más recomendable es que, si queremos regalar comida a nuestros hijos en navidades o en reyes, escojamos dulces caseros, chocolates, fruta desecada y frutos secos, en lugar de bollería o chucherías.

Sílvia Fernández Barrés
Dietista-Nutricionista

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta

Sílvia Fernández

silviafueroSoy Sílvia Fernández Barrés, diplomada en Nutrición Humana y Dietética (colegiada por el CoDiNuCat) y Máster en Envejecimiento y Salud.
Leer más...

Pregunta a Sílvia Fernandez

Pregunta