Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza

El día 10 de diciembre es el día de los Derechos Humanos. Desde el espacio que Todomaternidad dedica a la nutrición, nos gustaría reivindicar muy especialmente el derecho humano a la alimentación.
El artículo 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, adoptada por la ONU en 1948, dice que "toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la ALIMENTACIÓN, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios".

Derechos HumanosComo vemos, en este artículo ya se incluía el derecho a la alimentación, pero éste se ha ampliado y especificado recientemente:
"El derecho a tener acceso regular, permanente y sin restricciones a la alimentación, ya sea directamente o a través de la compra, a un nivel suficiente y adecuado, tanto en términos cualitativos como cuantitativos, que corresponda a las tradiciones culturales de la población a la que el consumidor pertenece, y que garantice una vida psíquica y física, individual y colectiva, satisfactoria, digna y libre de temor."

¿Se cumple este derecho?
Desgraciadamente, este derecho no se cumple en muchos países del mundo, puesto que la prevalencia de desnutrición, sobre todo la infantil, es muy alta. En el año 2000 se marcaron los Objetivos del Milenio que pretendían reducir las tasas de desnutrición a la mitad para el 2015. En la actualidad, a pesar de los logros conseguidos, no se ha llegado a cumplir este objetivo.
Incluso en países como España, debido a la crisis económica, las tasas de desnutrición infantil han aumentado. Esta noticia resulta muy preocupante, ya que la desnutrición en los niños puede tener consecuencias graves sobre su crecimiento y sobre su desarrollo físico y mental.

¿Qué podemos hacer nosotros?
Como ciudadanos afectados por la crisis, podemos seguir ciertos consejos que, desde organismos públicos como la Cruz Roja y la Agencia de Salud Pública de Cataluña, han sido diseñados con el objetivo básico de Comer sano con menos dinero:

  • 1. Planificar las comidas para toda la semana. Así, cuando hagamos la compra, evitaremos comprar alimentos que no son necesarios y extras. Hay que pensar en los platos que queremos cocinar, mirar las reservas que tenemos en casa y hacer una lista de la compra.
  • 2. Buscar el mejor precio entre los supermercados y tiendas del barrio, y comparar los precios de las diferentes marcas y diferentes tamaños de la misma marca. Es útil mirar el "precio por unidad/kg" para saber cuál es la mejor opción.
  • 3. Comprar alimentos de temporada.
  • 4. Los alimentos precocinados suelen ser más caros, como las verduras y ensaladas lavadas y cortadas. Siempre es mejor comprar los alimentos que no hayan sido manipulados.
  • 5. Escoger alimentos nutritivos y baratos, como las legumbres, los huevos y las carnes y los pescados más baratos (pollo, sardinas, boquerones...).
  • 6. Cocinar más cantidad y reservarla para otras comidas, en la nevera o en el congelador.
  • 7. Ajustar el tamaño de las raciones y lo que sobre, se puede comer en otra comida o reutilizar en otro plato, añadiéndole especias o haciendo nuevas preparaciones.
  • 8. Conservar bien los alimentos para que duren más.
  • 9. Comer a menudo fuera de casa sale más caro que comer en casa. Si optamos por salir, es importante mirar las ofertas, escoger platos únicos y las promociones de la hostelería. Si es por motivos laborales, podemos optar por la fiambrera o el "tupper", porque aparte de ahorrarnos dinero, podremos controlar mejor la cantidad que comemos y los ingredientes que utilizamos.
  • 10. Prescindir de los extras como golosinas, refrescos y bollería. No son alimentos básicos y hacen subir mucho el gasto en la cesta de la compra.

Además de aplicar estos pequeños gestos en nuestro día a día, si nos lo permite nuestro bolsillo, podemos ir más allá en el plano social y solidario. Es muy fácil colaborar con alguna ONG local o el Banco de Alimentos, pues sólo hay que entregar alimentos que sean muy nutritivos y que se conserven bien, como son el arroz, la pasta, las legumbres, las conservas de pescado o de verduras y el aceite de oliva.

Sílvia Fernández Barrés
Dietista-Nutricionista

Sílvia Fernández

silviafueroSoy Sílvia Fernández Barrés, diplomada en Nutrición Humana y Dietética (colegiada por el CoDiNuCat) y Máster en Envejecimiento y Salud.
Leer más...

Pregunta a Sílvia Fernandez

Pregunta