Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza



La caries es la infección más común entre los menores, pues uno de cada tres niños presenta caries en los dientes de leche. Aunque también intervienen factores hereditarios, evitar la caries está a nuestro alcance. Para ello, la higiene (cepillarse los dientes tras las comidas principales y antes de acostarnos) y la dieta resultan determinantes para la prevención de la caries. A continuación, te mostramos cómo prevenirla a través de una alimentación sana y equilibrada.

Dientes  La alimentación resulta un factor clave para prevenir la caries. Para empezar, la frecuencia con la que se toman hidratos de carbono simples, también llamados azúcares, está directamente relacionada con la aparición de caries. ¿Por qué? Es muy sencillo, los azúcares sirven de alimento a las bacterias que viven en la boca y, de esta manera, se produce un ácido que destruye el esmalte del diente, permitiendo así que las bacterias acaben infectando el diente.

Los alimentos que contienen grandes cantidades de azúcar son: miel, pasteles, ketchup, refrescos, además de las golosinas. Éstas además de llevar azúcar, también contienen gomas que se incrustan en los dientes y facilitan el trabajo de las bacterias para destruir el esmalte dentario.

Teniendo en cuenta esta lista, podemos repasar qué alimentos toma nuestro hijo y reflexionar al respecto, tomando ciertas medidas en la dieta de la familia para protegerlo de una ingesta abusiva de azúcares para evitar la aparición de las caries, entre otros problemas asociados con la salud, como es la obesidad.

Además, tendremos en cuenta que, afortunadamente, hay alimentos que protegen contra la caries, como las frutas o las verduras crudas. Al masticar estos alimentos crudos, se produce una mayor segregación de saliva que equilibra el Ph, lo que resulta altamente beneficioso para mitigar el riesgo de caries.

Otro gran aliado en contra de la caries es el queso, un alimento rico en calcio y fósforo. Las proteínas del queso, las caseínas, nos ayudan a evitar la desmineralización de los dientes, al neutralizar el ácido de la boca. Este efecto no se ha observado con el consumo de leche ni de yogures, por tanto, el queso es una buena opción para tomar como postre si queremos prevenir la aparición de la caries.

En nuestra dieta cotidiana, también podemos incorporar otros alimentos tan beneficiosos como son la cebolla y los arándanos, a causa, fundamentalmente, de su poder antibacteriano.

Entre todos estos consejos nutricionales, cabe tomar otras medidas: realizar 5 comidas diarias y enseñar a nuestros hijos a no picar entre horas. Además, resulta fundamental disminuir el consumo de alimentos pegajosos (la mayoría de caramelos se ajustan a estas características).

Sílvia Fernández Barrés
Dietista-Nutricionista

Tienes que estar registrado para realizar comentariors. Date de alta

Sílvia Fernández

silviafueroSoy Sílvia Fernández Barrés, diplomada en Nutrición Humana y Dietética (colegiada por el CoDiNuCat) y Máster en Envejecimiento y Salud.
Leer más...

Pregunta a Sílvia Fernandez

Pregunta