Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza

En Reus un total de 10 mujeres donaron de manera altruista leche durante el año pasado. El Hospital Sant Joan recogió 54 litros.

La Organización Mundial de la Salud recomienda alimentar al recién nacido exclusivamente con lactancia materna durante los primeros seis meses de vida. Bajo esta referencia se creó en Reus, a finales de 2011, el Banc de Llet Materna, un servicio adscrito al Banc de Sang i Teixits.

En el último año, el número de donantes se ha multiplicado por tres en la ciudad, pasando de 3 en el 2012, a 10 el año pasado. En total en la provincia hay 35 mujeres donantes, de las que además de Reus, 20 lo son en el Hospital Joan XXIII de Tarragona y 5 en el Hospital Verge de la Cinta de Tortosa. Entre todas ellas el año pasado consiguieron alcanzar los 135 litros de leche materna, 69 en Tarragona, 54 en Reus y 12 en Tortosa. Una cuarentena de bebés de la provincia se alimentaron con la leche de madres donantes.

las-donantes-de-leche-materna-se-multiplican-por-tres-el-ultimo-ano

A pesar de estos buenos resultados, el director del Banc de Sang i Teixits del Camp de Taragona i Terres de l'Ebre, Enric Contreras, advierte que «el Banc de Llet Materna se encuentra en un equilibrio precario, es decir, no hay excedente de leche, ya que toda se administra». Así pues, en 2014 será necesario incrementar el número de madres donantes, tanto en la provincia como en Catalunya, donde las donaciones de 361 madres permitieron alimentar a 272 bebés prematuros el año pasado.

Y es que, aunque el nombre de nacimientos y de bebés prematuros ha disminuido en los últimos años en Catalunya, el porcentaje de bebés con un peso inferior a 1,5 kilogramos, a pasado del 9,9% de 2010 a más del 11% el año pasado.

Por prescripción médica

Este aumento de bebés prematuros de bajo peso justifica la necesidad de incrementar el número de donaciones. «La leche materna sirve para alimentar a estos bebés y a los que sus madres no pueden amamantar, o bien porque no tienen leche, o bien porque la que tienen está contraindicada en algunos casos», afirma Enric Contreras. Él mismo insiste que «en el caso de los bebés prematuros de bajo peso el consumo de leche materna disminuye las infecciones generalizadas graves y combate las necrosis intestinales».

Su administración se hace única y exclusivamente bajo prescripción médica. «La prescribe un pediatra neonatólogo y su uso es exclusivamente hospitalario», aclara Enric Contreras, quien añade que «a este bebé se le alimentará con esta leche hasta que su madre pueda amamantarlo con la suya».

Leer notícia completa