Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza

El Hospital Marina Baixa registró 1.086 partos durante 2013, la cifra más baja de los últimos 5 años, según los datos de actividad de la sección de Obstetricia.

Los partos son el principal motivo por el que los usuarios del Departamento de Salud acceden al Hospital. Así, del total de partos registrados, 14 fueron gemelares, situando en los 1.100 el número de nacimientos en el centro hospitalario durante el pasado año.

PartoEl momento del parto es uno de los más temidos para muchas mamás primerizas. Por ello y con la finalidad de reducir, en las embarazadas, ese temor y transmitirles la cercanía y confianza del personal sanitario que les atenderá en el proceso, el Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Marina Baixa, en coordinación con las matronas de los centros de atención primaria, organiza visitas al paritorio.

Como explica Raquel García, supervisora de Partos del centro hospitalario, la finalidad es que "las futuras mamás se familiaricen con el espacio y disminuya ese temor o ansiedad que puede generarles lo desconocido".

Las matronas de los centros de salud del Departamento organizan clases de educación maternal, a las que asisten las embarazadas a partir de la semana 28 de gestación, y en las que se ofrece toda la información sobre la preparación al parto, lactancia materna o cuidados del bebé, entre otros.

En la visita, las embarazadas son acompañadas por la matrona del centro de salud y la del Hospital en un recorrido por la zona de monitores, la zona de dilatación y paritorio.

Hacia un parto cada vez más humano
Siguiendo la Estrategia de Atención al Parto de la Conselleria de Sanitat, uno de los objetivos principales es humanizar el parto de todas aquellas mujeres que dan a luz en el hospital comarcal.

Para ello, el servicio de Obstetricia del Hospital Marina Baixa cuenta con dos salas para el proceso de dilatación, parto y puerperio inmediato dotadas de todo el material necesario para lograr un ambiente acogedor, cálido e íntimo.

De esta forma, las instalaciones están dotadas con camas multiposición que permiten a la embarazada adoptar la postura que es más cómoda para ella, pelotas de Pilates para realizar ejercicios que permiten aliviar el dolor y que el bebé se coloque en la posición adecuada, monitor con telemetría o una silla paridera.

Además, la sustitución de las luces por otras más cálidas, la creación de un entorno menos hospitalario, métodos alternativos para el alivio del dolor o, tras el parto, fomentar el contacto piel con piel para logar el establecimiento precoz de la lactancia materna y del vínculo madre-hijo, son otros de los elementos con los que el equipo humano que trabaja en este servicio se vuelca en lograr que la mujer tenga una vivencia única de su parto.

Leer noticia completa