Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza

Pregunta:

Buenas noches. El 10 de septiembre nació mi hija prematura con 1700 gramos. Después de 16 días en la unidad de neonatos nos la llevamos a casa. Desde un primer momento mostró una buena succión y le daba el pecho y, a continuación, leche de fórmula con biberón. Es el protocolo que tenían en el hospital. Poco a poco, hemos abandonado el biberón y ahora se alimenta con lactancia materna exclusiva.

Lactancia Materna. Foto donada por la mamá: L.P.Ha pasado mucho tiempo desde su nacimiento y aún me duelen muchísimo los pezones. No es sólo a la hora de mamar, pues entre toma y toma también me duelen. No tengo grietas. Me recomendaron unas pezoneras pero mi hija no las quiere y además, incluso así, me siguen doliendo. No succiona bien y no saca la leche que debiera. Además, en muchos sitios he leído que las pezoneras no son recomendables. Tampoco utiliza chupete. No sé si no realiza bien la succión, porque bastantes veces me cuesta conseguir que abra bien la boca. He probado a darle en la mejilla, en el labio superior, etc. y no lo consigo. Además, he leído que hay un tipo de infección bacteriana que es difícil de diagnosticar y es muy dolorosa. Como ya le he comentado, también me duelen entre las tomas. Estoy utilizando lanolina pura pero no obtengo mejoría. Vivimos en Mairena del Aljarafe (Sevilla). Me gustaría ir a la consulta de un profesional pero no lo encuentro. Estoy bastante desesperada. Un saludo y muchísimas gracias.

por M.J. de Mairena del Aljarafe (Sevilla)

Respuesta:

Hola M.J.

Antes de nada, felicidades por tu lucha, porque seguir con la lactancia con todo lo que describes no es nada fácil. Lo más importante sería que contactaras con el Colectivo la Leche en Sevilla (http://www.colectivolaleche.org/). Si ellas no te pueden ayudar o creen que necesitas acudir a una persona con más experiencia, te van a derivar a una IBCLC. En Sevilla hay varias que os podrían ver.
Por lo que dices, sí parece una infección bacteriana, aunque es cierto que es difícil de diagnosticar, pero no es imposible. Los síntomas de una infección bacteriana son los siguientes: pinchazos dentro de la mama que a veces llegan a la espalda, pezón y areola descoloridos, a veces rojos y descamados... Una analítica de la leche serviría para valorar la presencia de carga bacteriana y si hay alteraciones en ella. Si apareciese la bacteria causante de la infección, podrías recibir el tratamiento adecuado y, de esta manera, sería posible empezar a disfrutar de una lactancia placentera. Besos

Alba Padró Arocas
IBCLC-30875146. L-28797
para Todomaternidad