Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza

Recientemente, se ha publicado un artículo donde se pone de manifiesto el desconocimiento que hay entre las mujeres embarazadas sobre el peso que deberían ganar durante el embarazo y las posibles complicaciones de la obesidad, a lo largo de los nueves meses de la gestación.
¿Por qué ganamos peso durante el embarazo?

EmbarazoDurante el embarazo se producen muchos cambios fisiológicos que hacen que aumentemos de peso: el incremento del volumen plasmático, del útero, la creación de la placenta, así como el depósito materno de grasa que nos servirá para poder llevar a cabo la lactancia. Además, se tiene que sumar el peso del feto que está creciendo en nuestro interior.


¿Qué problemas se pueden dar si ganamos un exceso de peso?

  • Más cansancio y pesadez de piernas
  • Más varices y hemorroides
  • Mayor riesgo de aborto
  • Más riesgo de malformaciones congénitas
  • Hipertensión arterial (preeclampsia)
  • Diabetes gestacional que, a su vez, podría conllevar un porcentaje más alto de sufrir diabetes en el futuro
  • Complicaciones en el parto (cesárea...)
  • Mayor riesgo de obesidad infantil y en la edad adulta (en el futuro...) obesidad y diabetes


¿Cuánto peso debería ganar durante el embarazo?

Normalmente, se dice que lo ideal es ganar 9 kilos, uno por cada mes de embarazo. Pero el aumento de peso en el embarazo no es regular, se gana más peso en el segundo y tercer trimestre que en el primero y, además, el aumento de peso varía en función del peso inicial de la mujer. De esta manera, no ganará el mismo peso una persona delgada que una persona obesa.

La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) aconseja un incremento de 6 a 12 kilos, pero esta recomendación es muy amplia y no tiene en cuenta el estado inicial de la mujer.
En cambio, la Organización Mundial de la Salud y el Institute of Medicine (EEUU) clasifican la ganancia de peso en función del Índice de Masa Muscular de la mujer al inicio del embarazo.

Para calcular el Índice de Masa Muscular: Peso kg / altura en m2
Ejemplo: 70 kg dividido por 1,65 cm * 1,65 cm = 25,71 kg/m2

Embarazadas con bajo peso (IMC menor de 18,5 kg/m2): Incremento de peso total recomendado entre 12,5 y 18 kg.

Peso normal (IMC entre 18,5 y 25 kg/m2): Aumento entre 11,5 y 16 kilos.

Embarazadas con sobrepeso (IMC entre 25 y 30): El incremento es menor y debería ser entre 7 y 11,5 kg.

Gestantes con obesidad (IMC mayor de 30 kg/m2): Aumento entre 6 y 9 kilos.


Pero estas recomendaciones son generales y siempre pueden modificarse en función de la actividad física y la edad de la mujer. Por ejemplo, una embarazada adolescente necesitará un aumento de peso mayor.

En el caso de embarazadas de gemelos, el incremento recomendado de peso es mayor. Mujeres con normopeso: entre 16 y 25 kg, sobrepeso: entre 14 y 23 kg, y con obesidad: entre 11 y 19 kg.
Las visitas de control permitirán al ginecólogo y a la matrona controlar si el aumento de peso es el recomendado para cada caso.


¿Qué puedo hacer si tengo sobrepeso u obesidad?

Lo ideal es intentar comenzar el embarazo con un peso adecuado. Es recomendable, por tanto, intentar mejorar los hábitos alimentarios y realizar actividad física moderada para comenzar el embarazo en un estado óptimo.
Una vez empezado el embarazo, no se recomiendan las dietas hipocalóricas; es mejor hablar con nuestra comadrona y/o nuestra dietista y seguir una dieta variada y equilibrada.

Algunos consejos útiles son:

  • Seguir una dieta variada y equilibrada
  • Aumentar el consumo de frutas y verduras
  • Evitar los "extras"
  • No picar entre horas
  • Respetar los horarios de las comidas

 

¿Y si pierdo peso al principio del embarazo?

Lo recomendable es ganar de 0,5 a 2 kilos durante el primer trimestre y 3,5 - 5,5 kg durante el segundo y el tercer trimestre. Pero hay que tener en cuenta que el ritmo de ganancia también dependerá de nuestro estado inicial.
A veces, algunas mujeres pierden peso durante el primer trimestre. Si esta pérdida no es muy acusada, es normal, porque se suelen mejorar los hábitos alimentarios durante el embarazo y, por otra parte, las náuseas y los vómitos, tan comunes en las gestantes, pueden reducir el apetito y hacernos perder peso.


Al final del embarazo, es normal que el aumento de peso se ralentice. Incluso, también entra dentro de la normalidad que se pierda un poco de peso a causa de la pérdida del apetito por parte de la embarazada, así como por la ralentización de la ganancia de peso del bebé.
Con todo, en caso de una pérdida de peso importante, es mejor consultar a nuestro ginecólogo o comadrona. Un aumento de peso muy repentino, acompañado de hinchazón, también debe ser motivo de consulta, para que se pueda descartar hipertensión.

Sílvia Fernández Barrés
Dietista-Nutricionista

 

1.Shub A, Huning EY, Cambell KJ, McCarthy EA. Pregnant women's knowledge of weight, weight gain, complications of obesity and weight management strategies in pregnancy. BMC Res Notes. 2013 Jul 18;6;278
2.SEEN. Recomendaciones para prevenir la obesidad y el sobrepeso y mantener un buen estado nutricional en el embarazo [Internet]. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad [acceso 02 de noviembre de 2013]. Disponible en: http://www.msssi.gob.es/ciudadanos/proteccionSalud/mujeres/recomendaciones/recEmbarazo.htm
3. IOM. Weight Gain During Pregnancy: Reexamining the Guidelines [Internet]. Institute of Medicine [acceso 02 de noviembre de 2013]. Disponible en: http://www.nap.edu/catalog.php?record_id=12584