Todo maternidad - La red social de la maternidad. Todo sobre la embarazo, posparto y crianza

La frase más habitual en los parques infantiles es, sin duda, "hay que compartir". Pues bien, en niños menores de 3 años esta frase no se acerca para nada a la realidad de lo que comprenden.

psicomotricidadHasta los 3 años, los niños están en la "fase egocéntrica", llamada así, precisamente, debido a que el mundo del niño gira en torno a sí mismo, no siendo capaz, por la inmadurez propia de un cerebro aún en desarrollo, de ponerse en el lugar de otra persona ni de ver al otro como tal. Por lo tanto, un niño menor de 3 años no entiende lo que significa compartir ni entiende que otro niño quiera su juguete.
Las apariencias a veces engañan. A veces, parece que el niño ha comprendido, o creemos que ha aprendido pese a que se haya enfadado. Pero lo que ocurre en estas ocasiones es que el niño, simplemente, se adapta a nuestras expectativas sin comprender el concepto de compartir y acumulando frustración al no comprender qué ha hecho mal. Esta frustración se va transformando en tensión acumulada que puede, incluso, desembocar en expresiones de violencia física o verbal, por ejemplo, pegando a otros niños. También es habitual, como consecuencia de la insistencia del compartir en edades tempranas, que el niño desarrolle excesivo celo por las cosas que le rodean, es decir, que ocurra justamente lo contrario de lo que pretendemos, ya que necesitará reafirmarse como centro de su mundo.
Por lo tanto, como siempre, lo mejor es adaptarse a lo que el niño comprende y pretende en cada etapa evolutiva, informarse y evitar caer en mitos falsos.

Laura Perales Bermejo
Psicóloga infantil. Orientación reichiana, humanista, teoría del apego.
Colegiada M-26747